El mes de febrero hicimos otro taller gastronómico en Sarean y esta vez nos fuimos hasta México a través de los aromas y sabores de sus platos más tradicionales. La gastronomía mexicana es una fusión de colores, sabores y texturas. México es conocido por sus platos y en 2010 su gastronomía fue reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Nuestrxs amigxs de la Takeria Txokomex fueron los encargados del menú principal. Nos enseñaron a cómo preparar tacos de pastor, de pinga y de norteño y también a cómo hacer un verdadero guacamole mexicano.

Aquí os explicamos las recetas para que podáis empezar a cocinar estos platos en vuestras casas:

Tortillas de Maíz
Las tortillas de maíz son uno de los alimentos más consumidos en México desde hace siglos, y por eso se dice que son especialmente importantes en la gastronomía mexicana. De hecho la mayoría de los platos más populares se hacen con ellas, así como los tacos, quesadillas, chilaquiles, totopos y muchos más. Son como un pan plano y redondo, de un color blanco amarillento. Los ingredientes son:

  • 500 gr de harina de maíz (“Maseca” es la marca comercial y está disponible en locutorios y/o tiendas especializadas. Este tipo de harina está nixtamalizada, es decir, que el grano de maíz es cocido con cal, lo que le da a la masa final una textura y sabor concretos. También se puede utilizar harina de talo)
  • 75 ml de agua templada

Primero hay que mezclar el agua, maíz y la harina hasta conseguir una masa homogénea y un poco húmeda. Con esa misma masa tenemos que hacer unas bolas. Una vez tengamos las bolas hechas ponemos un plástico fino de 15cm x 15cm (dependiendo del tamaño de la bola) sobre la mesa. Ponemos la bola en el centro del plástico y la cubrimos con otro plástico del mismo tamaño. Con un objeto plano presionamos hasta aplastar la bola, lo importante es que queden lo más finas posible, de apenas unos varios milímetros de grosor. Las tortillas se sirven recién hechas y calentitas.

Tortillas de Trigo
La tortilla de harina es típica del norte de México, donde nació durante la era colonial. Aun así, este tipo de tortillas se consumen en todo el territorio mexicano, en las regiones donde también se consumen las tortillas de maíz, las tortillas de harina se utilizan comúnmente para preparar quesadillas. Esto es lo que hace falta:

  • ½ kg de harina de trigo
  • 125 gr de margarina
  • 150ml de agua caliente

Para empezar se mezcla la harina con la margarina y el agua hasta conseguir una masa homogénea. Se deja reposar un rato y después se hacen bolas y se sigue el mismo proceso que hemos explicado con las tortillas de maíz.Tanto las tortillas de maíz como las de harina, tienen que freírse en una sartén a fuego fuerte durante unos 10 segundos por cada lado.

Salsa Txokomex
Una de las salsas estrella del taller fue la de los chefs de Txokomex. Aquí os dejamos los ingredientes, a ver si os sale tan buena como las de ellxs! Solo os hace falta una batidora para mezclar todos los ingredientes y picarlos:

  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de vinagre de vino
  • Cayena al gusto
  • Perejil (generoso)

Totopos
Los totopos son triángulos de maíz frito que obtenemos al cortar en cuatro o más partes las tortillas de maíz ya viejas (después de un día pierden flexibilidad y gusto). Solo hay que freírlas en aceite de girasol y añadirles guacamole y queso fundido para obtener un rico plato de nachos.

Adobo Achiote
Es un marinado que tiene como base un pequeño fruto de color rojo. Este último se obtiene del árbol achiote. Con él se prepara una pasta que dará sabor a platos tan significativos como el asado pastor y la cochinita pibil. Es un marinado ideal para el costillar o la pierna de cerdo. Los ingredientes que necesitamos son:

  •   150 gr de pasta de achiote (se vende en locutorios y sitios especializados)
  • 5 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • 1 cucharada sopera de orégano
  • 1 cucharada sopera de pimienta negra
  • 2 hojas de laurel
  • 100 gr de Ñoras
  • ¼ L de agua

Primero cocemos en agua las Ñoras, después las trituramos y las pasamos por un colador. En una sartén se tuestas los ajos, la cebolla y las especias, pero sin llegar a quemarlas. Una vez estén cocinados los juntamos en un recipiente junto con la pasta de achiote. Hay que triturar la mezcla hasta conseguir una pasta líquida, y si es necesario añadir agua durante el proceso. Con la mezcla resultante podremos bañar la carne sumergida, de tal manera que se impregne en ella el achiote. Es necesario dejar marinando la carne 2 horas mínimo.

Podeís descargar la receta pinchando aquí.

Shares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesMás información

ACEPTAR
X